letrero endocrino

 

 

 

CORREO
 

 

CARDIOVASCULAR. CORAZÓN. CIRCULACIÓN CORONARIA. RESUMEN(Figura)

 

CARACTERÍSTICAS MORFOFUNCIONALES:

1. Las arterias coronarias nacen en la raíz del bulbo aórtico (senos de Valsalva). La derecha riega al ventrículo derecho y parte posterior del ventrículo izquierdo. El flujo va del epicardio al endocardio.

2. Presenta una red capilar muy profusa, con 5000 capilares / mm2, y una distancia intercapilar media de unos 14 µm.

3. No hay anastamosis, aunque si se da tiempo suficiente se pueden establecer frente a una oclusión.

4. El drenaje venoso del ventrículo izquierdo se hace en el seno coronario y venas anteriores que acaban en la aurícula derecha. El resto del corazón drena en el mismo ventrículo derecho.

5. Los vasos coronarios reciben inervación simpática vasoconstrictora mediante receptores alfa.

HEMODINÁMICA:

La presión de perfusión en la circulación coronaria viene determinada por la presión aórtica, mientras que la resistencia vascular coronaria es variable durante el ciclo cardiaco, creciendo durante la contracción ventricular y disminuyendo durante la relajación ventricular. En el ventrículo izquierdo, durante la sístole el riego coronario se queda momentáneamente sin flujo, en el derecho no ocurre; y las zonas peor regadas son las del endocardio, donde la resistencia es aún mayor. Al inicio de la diástole se observa un incremento importante del flujo debido a un proceso de vasodilatación generada por la falta de flujo y mediada por factores metabólicos y miogénicos.

ENERGÉTICA CARDÍACA:

El trabajo cardiaco es muy dependiente del flujo sanguíneo debido a sus altos requerimientos de oxígeno, ya que su metabolismo es de tipo aeróbico. Solo en condiciones extremas con falta de oxígeno, realiza un metabolsimo anaeróbico que supone formación de grandes cantidades de ácido láctico, posible causa del dolor isquémico.

En condiciones de reposo el corazón consume de 60 a 80 ml O2/100 g/min, pero en condiciones de actividad llega a consumir de 200 a 300 ml de O2/100 g/min. El oxígeno transportado por la sangre es de 19 ml O2 / 100 ml. Consecuentemente la alta demanda de oxígeno solo puede soportarla incrementando el flujo de sangre. Para ello se diseña un sistema de control local del flujo que supera al control nervioso sistémico.

El 10% del total del O2 que consume un adulto en reposo lo utiliza el corazón a pesar de que este órgano representa solo el 0,5% del peso corporal.

REGULACIÓN DEL FLUJO:

La disminución del aporte de oxígeno en el músculo cardiaco supone la liberación de factores metabólicos como la adenosina, prostaglandinas, potasio, etc., que determinan un efecto vasodilatador en el riego coronario. La adenosina tiene efectos vasodilatadores directos sobre el músculo vascular cardiaco (bloquea canales de calcio), además de favorecer la liberación de NO por parte del endotelio vascular.

La inervación simpática aunque vasoconstrictora determina un incremento del flujo coronario, debido a su efecto incrementador del gasto cardiaco y por tanto sobre la presión de perfusión coronaria; y la respuesta metabólica generada por la vasoconstricción que provoca.

En condiciones de reposo la circulación coronaria mantiene una efectiva autorregulación de caracter miogénico, frente a cambios en la presión arterial sistémica.

 

Copyright 2010 WebFisio.es El contenido multimedia de este espacio web tiene derecho de autor con el ISBN: 84-688-1218-8. ültima actualización: Jueves, Septiembre 29, 2011 20:40
 
CORAZÓN. CIRCULACIÓN CORONARIA - RESUMEN
PROF. RAFAEL SERRA SIMAL