letrero endocrino

CORREO
 

 

ENDOCRINO. EJE SUPRARRENAL. ANDRÓGENOS SUPRARRENALES (Figura)

 

GUIÓN:

 

Aspectos generales

Secreción

Valores plasmáticos

Transporte plasmático

Metabolización

Acciones fisiológicas

Regulación

Alteraciones

 

Resumen

 

Bibliografía


Estas hormonas pertenecen al eje suprarrenal (figura), aunque también interactúan con el eje sexual.

 

Químicamente son esteroides de la familia C19, obtenido por las hidroxilaciones en los carbonos 11, 17 y 21.

 

La DHEA(dihidroepiandrostenediona o dihidroepiandrostendiona o dehidroepiandrosterona) y sus derivados sulfatados y en menor proporción la androstenediona (metabolito final de la anterior antes de su secreción), son los principales andrógenos sintetizados en la capa reticular de la corteza suprarrenal (figura), que se encuentran en sangre y fuente importante de andrógenos en la mujer (por su conversión en órganos diana a testosterona). Es un andrógeno de acción débil y en el hombre es una fuente de estrógenos por su conversión en los tejidos diana. Es importante durante el desarrollo fetal y en el desarrollo puberal para la expresión de los caracteres sexuales secundarios. La dehidroepiandrosterona [1] tiene un origen suprarrenal aunque también parece ser sintetizada en el cerebro (Schulman et al., 2007(8b) .

 

El sulfato de DHEA (DHEA-S) se obtiene por por una sulfotransferasa (SULT2A1) presente en suprarrenales, hígado e intestino delgado. Es cuantitativamente el principal andrógeno secretado  por la corteza suprarrenal y sus concentraciones séricas no presentan variaciones circadianas. El hallazgo de concentraciones séricas de DHEA-sulfato apunta hacia un origen suprarrenal de la hiper producción de andrógenos [2]. El DHEA ingerido se transforma en sulfato en el propio sistema digestivo y en el hígado.

 

La concentración de DHEA-S alcanza valores máximos durante la gestación. Durante la infancia y la adolescencia la producción de DHEA-S disminuye progresivamente alcanzando niveles muy bajos a los 5 años, aumentando nuevamente y alrededor de los 8 años, dos antes que se active el eje hipotálamo hipófisis gónada, se detecta un incremento en los niveles circulantes de andrógenos de origen suprarrenal especialmente DHEA-S, cambios relacionados con el fenómeno de la adrenarquia. Sigue un aumento progresivo alcanzando su pico máximo entre los 25 y 30 años de edad; después del pico de la tercera década las concentraciones declinan progresivamente tanto en hombres como en mujeres llegando hasta un 10% de los niveles máximos a partir de la séptima y octava décadas de la vida conocida como adrenopausia o quizás envejecimiento (Baulieu et al., 2000(1b)). Las mujeres con síndrome ovárico poliquístico presentan altos niveles de DHEA-S en plasma (Banaszewska et al., 2003(9b) ).

 

Tanto el DHEA como el DHEA-S se pueden considerar como prohormonasde los esteroides sexuales.

 

Respecto a la androstenediona, en una mujer normal alrededor del 50% de la misma es de origen ovárico y alrededor del 50% es de origen corticoadrenal. En hombres, las glándulas suprarrenales constituyen las dos terceras parte de su orígen y los testículos una tercera parte. La androstenediona es un andrógeno que tiene una actividad biológica menor que la de la de la testosterona (cerca de una tercera parte) pero mayor que la de la dehidroepiandrosterona. La androstenediona es el principal precursor (pro-hormona) de la testosterona en mujeres.

 

La concentración sérica de androstenediona muestra una variación diurna, que coincide con aquella del cortisol, durante las horas de la mañana, un exceso del 80% de la producción total de androstenediona puede explicarse por la secreción suprarrenal. Valores muy altos se observan a las 7:00 am y valores muy bajos a las 4:00 pm. Los niveles también pueden variar de acuerdo a la fase del ciclo menstrual, como ocurre en la ovulación y durante la maduración del folículo, los niveles se aumentan hasta 4 veces y permanecen hasta la fase luteal.

 

Secreción de DHEA en hombres y mujeres en una tasa de 2 mg/día. Valores en plasma en hombres menores de 14 años: máx. 6.0 ng/ml y mayores de 14 años: 1,50 a 9,0 ng/ml. Mujeres < 14 años: máx 9,0 ng/ml y en mujeres de 15 a 45 años: 1,0 a 8,0 ng/ml. Mujeres mayores de 50 años: 0,7 a 2,1 ng/ml.

 

DHEA-S: < 17 años: máx 2,7 ug/mL. Y > 17 años: 0,35 a 4,41 ug/mL. En la menopausia los valores en mujeres :  0.32 - 2.04 ug/mL

 

En la orina durante 24 horas: una tasa por debajo de 0,10 ng durante 24 horas en las mujeres y de 0,50 ng en los hombres puede indicar una posible carencia.

 

Valores de androstediona: Niños prepúberes: 0.0-0.5 ng/mL; pubertad : 0-2 ng/ml; mujer adulta: 0.1-3.1 ng/mL; hombre adulto 0.3-2.7 ng/mL.

 

Estos esteroides sexuales pertenecen a la familia de los C19, y por tener un grupo ceto o hidroxilo en la posición 17 también se denominan 17-cetosteroides. La regulación de la biosíntesis de estos 17-cetosteroides no está muy clara. La ACTH interviene como factor estimulante, sin embargo en algunas etapas, como en el desarrollo puberal, se produce un incremento de la secreción de 17-cetosteroides sin que se produzca incremento del cortisol. Las células de la región reticular tienen la maquinaria enzimática para sintetizar glucocorticoides y andrógenos, sin embargo la producción principal es de andrógenos dado que existen factores que reducen al actividad de la 11-ß-hidroxilasa, estos factores son: el cortisol, la ADH y la adrenalina.

 

TRANSPORTE PLASMÁTICO.

 

Los andrógenos suprarrenales circulan unidos a proteínas transportadoras, junto con las hormonas sexuales de origen gonadal. El 40% se encuentra unido a una ß-globulina conocida como GLOBULINA FIJADORA DE ESTEROIDES GONADALES . El 4% se encuentra unido a la albúmina, estando el 3% libre y el resto unido a otras proteínas transportadoras. Esta fracción libre es metabolizada en parte por los tejidos diana para sus transformación en hormonas sexuales.

 

METABOLIZACIÓN.

 

Por lo que respecta a los esteroides sexuales, su metabolización hepática afecta por igual a todos ellos independientemente de su origen. Tanto la DHEA como la androstenediona pueden ser convertidas tisularmente en testosterona, forma hormonalmente más activa. Sin embargo, la mayor parte se metaboliza en el hígado dando lugar a dos isómeros, la 11-ß-OH-androsterona y la 11-ß-OH-etiocolanolona, que son excretados por la orina junto a la DHEA-S. Todos ellos constituyen la fracción urinaria de los 17-cetosteroides, que se miden por el procedimiento de Zimmerman, dando valores mayores en hombres que en mujeres y representando aproximadamente los 2/3 de la excreción un origen suprarrenal. Si no se conjugan dan lugar a la etiocolanolona que tiene efectos pirógenos.

 

ACCIONES DHEA.

 

Además de su conversión periférica en androtenediona, testosterona y estradiol, tiene los siguientes efectos:

 

Todos los tejidos compiten por obtener DHEA del suero pero entre los diferentes órganos, el sistema nervioso tiene mayor afinidad que cualquier otro, siendo así como el tejido cerebral tiene su mayor tasa de crecimiento durante las etapas del desarrollo humano en las cuales se cuenta con más DHEA. Tiene efecto antidepresivo pues actúa como antogonista del cortisol (Gallagher y Allan, 2002 (10b)). Mejora el estado de ánimo del sujeto y decrece el nivel de cortisol por la mañana. Por otra parte, estudios realizados en soldados en condiciones de alto estrés que tenían un alto nivel de DHEA y del cociente DHEA/CORTISOL, mostraban una mayor capacidad congnitiva dependiente de la corteza prefrontal y del hipocampo (Morgan et al., 2009 (11b)). Así mismo, estimula el funcionamiento neurológico, mejora la memoria y protege la degeneración de las células del cerebro. El DHEA y DHEA-S son precursores, en el cerebro, de los denominados neuroesteroides, además de los propios generados en las terminaciones nerviosas y células gliales [3]. Ver tambien

 

Parece estar implicada en la mejora de las defensas inmunitarias y optimiza las propiedades de las vacunas. Estudios in vitro sobre lineas tumorales parece tener efectos antiproliferante y apoptótico (Yang et al., 2002 (12b)) (Loria, 2002 (13b)).

 

Mejora la densidad mínima ósea actuando así contra la osteoporosis, particularmente en las mujeres. En la piel, aumenta notablemente la producción del sebo, la cual genera una mejoría en la hidratación de la piel, así como la disminución de manchas de vejez. La DHEA mejora sustancialmente la función eréctil, la satisfacción de las relaciones sexuales, el deseo sexual y el orgasmo. Se ha documentado su acción sobre la arterioesclerosis, donde se ha visto una relación inversa (Fukui et al, 2005 (14b)).

 

Suplementos de DHEA en hombres mayores de 65 años han mostrado incremento de la testosterona en plasma y disminución de las LDL (Martina et al, 2006 (15b)). Un estudio del 2008 ( Enomoto, 2008 (4b)) muestra que niveles altos de DHEA-S en plasma están relacionados con la longevidad sobre todo en el hombre.

La hipótesis fundamental consiste en que la DHEA es necesaria para la duplicación y transcripción del DNA, así pues los estudios de crecimiento, desarrollo y mantenimiento de funciones así como también el envejecimiento son dependientes de la producción y de la acción de la DHEA.

 

Respecto a la ANDROSTENEDIONA sus acciones fisiológicas parecen estar diseñadas para su transformación en esteroides sexuales de mayor potencia: testosterona o estradiol. Se ha usado como potenciador de la fuerza muscular por su transformación en testosterona, pero como esteroide sexual tiene sus efectos secundarios y contraproducentes como por ejemplo la feminización en hombres.

 

REGULACIÓN.

 

Al nivel suprarrenal es la ACTH pero en la etapa puberal hay otros factores no bien identificados.

 

El ejercicio (Filaire et al., 1998 (5b)) tanto en hombre como en mujeres (Filaire & Lac, 2000 (6b)) y la restricción calórica (Roberts 1999 (7b)) son factores que elevan los niveles plasmáticos de DHEA.

 

ALTERACIONES EN SU SECRECIÓN.

 

A los valores normales de secreción tienen poco efecto masculinizante, pero en valores altos afecta sobre todo a niños prepuberales y mujeres. Los primeros desarrollan los caracteres sexuales secundarios pero no el crecimiento testicular (pseudopubertad precoz). En mujeres se produce el síndrome adrenogenital, con hirsutismo facial, calvicie, eritema andrógeno, mamas pequeñas, vello abdominal de distribución andrógena, crecimiento del clítoris, etc. También se ha visto relación entre altos niveles de DHEA y cáncer de mama (Key et al., 2002 (2b); Tworeger et al., 2006 (3b)).

 

Niveles elevados de DHEA-S y androstenediona pueden observarse en ovarios poliquísticos, en la hiperplasia adrenal congénita y en tumores adrenales o gonadales.

 

Niveles elevados de de DHEA también están relacionados con la alopecia. La 5 alpha-dihydrotestosterona (DHT) procede de la transformación enzimática (esteroide sulfatasa) de la testoterona en el folículo piloso. También se transforman en este compuesto la DHEA, pasando por  DHEA-S y DHE. Los varones que sufren de alopecia de jóvenes, hasta ahora tenían un perfil hormonal idéntico a un varón sano y se hablaba de exceso de reductasas en el folículo o bien de sensibilidad excesiva al DHT (gran cantidad de receptores para el DHT), pues bien, ahora se sabe que la orina de los jóvenes alopécicos tiene mucha mayor cantidad de DHEA sulfatado que en los jóvenes no alopécicos, e igualmente en mujeres alopécicas. También se sabe que altos niveles de DHEA están relacionados con el riesgo de hiperplasia prostática benigna, sin embargo se ha observado que los niveles de DHEA y de DHEA-S son inferiores en pacientes con cáncer de próstata respecto de controles.

 

El aumento de los niveles sanguíneos de DHEA-S se ha asociado con aumentos de la presión arterial y otros factores de riesgo cardiovasculares.

¿Cómo podemos saber cuando hay una deficiencia de DHEA?

En primer lugar, la expresión de la cara permite detectar claramente una carencia de hormonas: la cara se hincha, los párpados se ponen pesados y el cabello queda seco y quebradizo. Estos efectos, vienen a menudo acompañados en las mujeres por la aparición de celulitis en los muslos, un vientre hinchado, una falta de vello en el pubis y un monte de Venus liso.

Aparecen regularmente problemas de ansiedad y de tristeza, en la mujer se dan problemas de falta de libido y deseo sexual, acompañados por una sensación de fatiga continua e inexplicable.


[1] La importancia de ésta radica en que se la ha asociado con procesos tales como la prevención de cancer, antiinfeccioso,anti-HIV, mejora de la fatiga crónica, osteoporosis, perder o ganar peso, aumento de la masa muscular, mejora de la piel, así como otras acciones que la han dado a conocer como el "elixir de la eterna juventud". De ahí que esta hormona esté considerada como uno de los marcadores del envejecimiento.

 

[2] La DHEA oral se transforma en DHEA-S a su paso por el intestino delgado e hígado.

 

[3] Los neuroesteroides son esteroides producidos localmente por el sistema nervioso central o de origen extranervioso, por transformación de los esteroides plasmáticos en neuroesteroides. Éstos actúan como moduladores alostéricos de los receptores para los neurotransmisores como los receptores GABA-A, NMDA y receptores sigma .


CITAS BIBLIOGRÁFICAS.

 

[9b] Banaszewska B, Spaczyński RZ, Pelesz M, Pawelczyk L., 2003. "Bialostocensis Incidence of elevated LH/FSH ratioin polycystic ovary syndrome women with normo- and hyperinsulinemia". Roczniki Akademii Medycznej w Białymstoku Vol. 48, Annales Academiae Medicae.

 

[1b] Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, Lahlou N, Roger M, Debuire B, Faucounau V, Girard L, Hervy MP, Latour F, Leaud MC, Mokrane A, Pitti-Ferrandi H, Trivalle C, de Lacharrière O, Nouveau S, Rakoto-Arison B, Souberbielle JC, Raison J, Le Bouc Y, Raynaud A, Girerd X & Forette F (2000). Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: Contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. PNAS, Apr 11, 97(8), 4279-4284.

 

[4b] Enomoto, Mika (2008). "Serum Dehydroepiandrosterone Sulfate Levels Predict Longevity in Men: 27-Year Follow-Up Study in a Community-Based Cohort (Tanushimaru Study).". Journal of the American Geriatrics Society 56 (6): 994.

 

[5b] Filaire E, Duche P, Lac G. (1998). Effects of amount of training on the saliva concentrations of cortisol, dehydroepiandrosterone and on the dehydroepiandrosterone: cortisol concentration ratio in women over 16 weeks of training. Eur J Appl Physiol Occup Physiol. 78(5):466-71. 

 

[6b] Filaire E, Lac G. (2000) Dehydroepiandrosterone (DHEA) rather than testosterone shows saliva androgen responses to exercise in elite female handball players. Int J Sports Med. 21(1):17-20. 

 

[14b] Fukui, M.; Kitagawa, Y.; Nakamura, N.; Kadono, M.; Yoshida, M.; Hirata, C.; Wada, K.; Hasegawa, G.; Yoshikawa, T. (2005). "Serum dehydroepiandrosterone sulfate concentration and carotid atherosclerosis in men with type 2 diabetes".Atherosclerosis 181 (2): 339–344.

 

[10b] Gallagher P. BSc(Hons) and Young Allan MB, ChB, MPhil, Ph.D, MRCPsych (2002). "Cortisol/DHEA Ratios in depression". Neuropsychopharmacology 26.

 

[2b] Key, T.; Appleby, P.; Barnes, I.; Reeves, G. (2002). "Endogenous sex hormones and breast cancer in postmenopausal women: reanalysis of nine prospective studies". J. Natl. Cancer Inst. 94 (8): 606–16.

 

[13b] Loria, R. M. (2002). "Immune up-regulation and tumor apoptosis by androstene steroids". Steroids 67 (12): 953–66.

 

[15b] Martina, V.; Benso, A.; Gigliardi, V. R. et al. (2006). "Short-term dehydroepiandrosterone tereatment increases platelet cGMP production in elderly male subjects". Clin. Endocrinol. (Oxf.) 11(March;64(3)): 260–4.

 

[11b] Morgan, C. A.; Rasmusson, A.; Pitrzak, R. H.; Coric, V.; Southwick, S. M. (2009). "Relationships among Plasma Dehydroepiandrosterone and Dehydroepiandrosterone Sulfate, Cortisol, Symptoms of Dissociation and Objective Performance in Humans exposed to Underwater Navigation Stress". Biological Psychiatry 66 (4): 334–340.

 

[7b] Roberts, E.; (1999) The importance of dehydroepiandrosterone sulfate in the blood of primates: a longer and healthier life? Biochem. Pharmacol. 57(4):329-46.

 

[8b] Schulman, Robert A., M.D.; Dean, Carolyn, M.D. (2007). Solve It With Supplements. New York City: Rodale, Inc.. p. 100. ISBN 978-1-57954-942-8. "DHEA (Dehydroepiandrosterone) is a common hormone produced in the adrenal glands, the gonads, and the brain."

 

[3b] Tworoger, S. S.; Missmer, S. A.; Eliassen, A. H. et al. (2006). "The association of plasma DHEA and DHEA sulfate with breast cancer risk in predominantly premenopausal women". Cancer Epidemiol. Biomarkers Prev. 15 (5): 967–71.

 

[12b] Yang, N. C.; Jeng, K. C.; Ho, W. M.; Hu, M. L. (2002). "ATP depletion is an important factor in DHEA-induced growth inhibition and apoptosis in BV-2 cells". Life Sci. 70 (17): 1979–88


BIBLIOGRAFÍA

 

WEB:

Medline Plus Medical Encyclopedia

Wikipedia (DHEA)

Información Medline Plus Medical sobre la DHEA

Medida en suero de la DHEA

17-cetosteroides en una muestra de orina

El ñame silvestre y la DHEA

Más información sobre la DHEA

Más información sobre los beneficios del uso de la DHEA

Dehydroepiandrosterone Treatment in the Aging Male: What Should the Urologist Know?

 

 

PATOLOGÍA:

Síndrome ovárico poliquístico

Hiperplasia suprarrenal congénita

 

 

 

Copyright ® 2010 WebFisio.es El contenido multimedia de este espacio web tiene derecho de autor con el ISBN: 84-688-1218-8. ültima actualización: Tuesday, March 13, 2012 9:58
 
ANDRÓGENOS SUPRARRENALES
RAFAEL SERRA SIMAL